Control de Hormigas

Tratamientos para el control de Hormigas

 

Tratamientos para eliminar las Hormigas


La inteligencia de este insecto, adaptable a todas las condiciones ambientales y la ràpidez de reproducción, hacen de las hormigas una plaga complicada de eliminar que ha colonizado casi todas las zonas terrestres del planeta.
Es un insecto social: viven en colonias de un tamaño que se extiende desde unas docenas de individuos, a colonias de millones de individuos. Cada individuo tiene su función en el interior de la colonia. Las colonias de algunas especies, si son molestadas, pueden fácilmente separarse para crear una nueva colonia y garantizar la supervivencia de la especie. Las hormigas, dependiendo de la especie, pueden causar diferentes tipos de daños (maderas, alimentos, etc). Ademas algunas especies, como las hormigas faraonas, pueden trasmitir agentes patógenos.


Eliminar las Hormigas

Debido a la naturaleza adaptativa de sus colonias, eliminarlas por completo es casi imposible. Por lo tanto, la gestión de plagas se centra en controlar las poblaciones locales Para eliminar las hormigas, lo primero es individuar la especie de hormiga. Según la especie, la desinsectación puede haber características diferentes. Si es necesario se haràn modificaciones ambientales como: eliminar residuos alimentarias, sellar los ingresos, eliminar fuentes de humedad, podar àrboles y plantas, limpiar el jardin de las hojas, etc. Después se utilizaràn insecticidas en cebos o pulverizados para eliminar las hormigas. Debido a la naturaleza adaptativa de sus colonias, eliminarlas por completo es casi imposible. Por lo tanto, la gestión de plagas se centra en controlar las poblaciones locales.
En Tenerife, las hormigas màs comunes se llama Tapinoma malanocephalum, hormiga muy pequeña y casi trasparente. Es bastante común encontrarlas en las cocinas cerca del agua y da las frutas, y cerca de los marcos de madera.